Google+

Wednesday, July 10, 2013

0

YOGA JOURNEY: EL COMIENZO / THE BEGINNING

Posted in ,
Mis piernas y articulaciones desde luego me agradecen que cuide de ellas.


Hace una semana empecé con clases de yoga aquí en España, como guía para controlar mi cuerpo y mi mente así como para poder tomar control sobre mis nervios y ansiedad. Todavía es pronto para notar grande cambios pero si que puedo sentir como me relaja y armoniza, sintiéndome menos decaída y con más energía. Yo además nunca he sido una persona muy religiosa, pero siempre tenía respeto por la espiritualidad, el universo y el budismo, y lo cierto es que el yoga me está aportando una espiritualidad que yo al principio me negaba a aceptar. Las energías positivas van llegando a mi y poco a poco siento que voy teniendo más disciplina, control y energía positiva en mi misma. 

He tenido un año muy movidito y con muchos cambios que en cierto modo me han afectado. Empezar cosas nuevas (ya sea trabajo o mudanza) nunca me ha resultado fácil emocionalmente debido al miedo e inseguridad. Si este es tu caso, lo cierto es que una buena clase de yoga con ejercicios de respiración y relajación te vendría de perlas. Eso es lo que estoy comenzando a hacer en clase, además de algún que otro ejercicio de flexibilidad y equilibrio, con los cuales pretendemos ir conociendo nuestro cuerpo, nuestra columna, huesos y articulaciones de una forma progresiva. Yo tengo pensado llevar esto más allá y continuar conociendo y tomando control sobre mi cuerpo. No solo me ayuda emocionalmente sino físicamente me voy sintiendo mejor.

Además para motivarme todos los días, siempre estoy ojeando como otras personas van subiendo fotos de posturas complicadas y que requieren de mucho esfuerzo y paciencia. La verdad es que es maravilloso ver cómo algunas personas cuentan cómo poco a poco se van superando a si mismas. Es una motivación increíble y para no perder la costumbre trato de hacer yoga en casa todos los días que no tengo clase. 

Todo esto me hace añorar a cuando era pequeña y tenía tanta flexibilidad. Dejé de practicar y comencé con otras cosas hasta que en la pubertad acabé dejando el deporte y sumiéndome más en los estudios y el sedentarismo. A pesar de ello, también estoy empezando ahora a trabajar otra vez mi flexibilidad y poco a poco voy viendo progresos aunque todavía queda mucho camino por recorrer.

Aunque no es solo el yoga lo que pienso llevar a cabo sino también una alimentación más sana, pues a pesar de que soy vegetariana y no como nada de carne, he estado cogiendo malos hábitos que deben de ser resueltos.

En fin, aquí comenzaré a compartir con vosotros este maravilloso viaje en práctica del yoga, y estoy segura de que si continúo con esto, acabaré sintiéndome muy orgullosa de mi paciencia y constancia. 

Namaste

0 comentarios: